Umm al-Hiran: Crónica de una desaparición

Situada a 8 km al noreste de la localidad reconocida de Hura, Umm al-Hiran se encuentra entre los pueblos beduinos en el desierto de Negev en riesgo de ser demolidos.

Vista de la aldea beduina de Umm al-Hiran. Los residentes de la aldea se niegan a trasladarse a la localidad cerca Hura, diciendo que tal zona urbanizada no es adecuada para su modo de vida agrícola

Lleva el nombre del valle por el que pasa, Umm al-Hiran es el hogar de cerca de 500 residentes de la tribu de Abu al-Qian.

Tras la Nakba en 1948, la tribu se vio obligada a abandonar sus tierras ancestrales en una zona cercana a Rahat, la mayor ciudad beduina en el Negev.

Un letrero instalado por las autoridades israelíes informa los planes de construcción de una nueva ciudad judía de Hiran, que será edificada en la parte superior de Umm al-Hiran. Los residentes de la localidad ya han recibido las órdenes de demolición de sus casas para allanar el camino para la construcción.

Desde entonces, la tribu de Abu al-Qian ha sido desplazada en varias ocasiones hasta que posteriormente se establecieron en la ubicación actual y fundaron el pueblo de Umm al-Hiran.

En 1997, una fuerte tormenta destruyó todo el pueblo. El ministro israelí de Infraestructura visitó la zona y ordenó a los aldeanos construir nuevas casas de piedra para su protección. Estas casas, sin embargo, no se les concedieron los permisos de construcción.

El plan maestro para la construcción de la ciudad de Hira se aprobó el año 2003. Desde entonces, el Tribunal Supremo de Israel ha rechazado muchas veces las apelaciones interpuestas por los residentes de Umm al-Hiran contra la destrucción de su pueblo.

A pesar de que la reubicación de Umm al-Hiran en la zona actual era una orden específica de las autoridades israelíes, ahora después de 60 años, los residentes del pueblo están una vez más en al borde del desarraigo.

En mayo de 2015, el Tribunal Supremo de Israel rechazó la apelación de los residentes de Umm al-Hiran contra la destrucción de su pueblo para la construcción de viviendas para un nuevo pueblo judío.

Los residentes de Umm al-Hiran se ven privados a los servicios básicos como agua potable y electricidad. Como resultado de esto, los residentes utilizan paneles solares para el suministro de electricidad. El suministro de agua proviene de tanques y con un valor elevado desde Hura, que está a  8 km

El Tribunal dio a conocer las resoluciones que la tierra pertenece al Estado y que los residentes de Umm al-Hiran no tienen derecho a vivir allí.

Los residentes de Umm al-Hiran ya han recibido órdenes de demolición y se les ordenó desplazarse a la localidad beduina de Hura, donde las condiciones de vida ya están sobrecargadas y la infraestructura subdesarrollada.

“Si demuelen nuestras casas, no tendremos dinero para construir otras nuevas”, indicó Ahmad Abu al-Qian, residente de Umm al-Hiran

Umm al-Hiran se encuentra entre las 46 aldeas beduinas no reconocidas en el Negev por las autoridades israelíes. Esos pueblos no se ven en el mapa y, como tal, están privados de las necesidades básicas como el agua potable y electricidad.

En Umm al-Hiran, los niños tienen que viajar a la cercana aldea beduina de Hura para asistir a la escuela. Los índices de pobreza y desempleo en las comunidades beduinas del Negev se encuentran entre las más altas de Israel.

Fuente: Umm al-Hiran: Chronicle of a disappearance

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Bao Yen, Palestine Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s