​“Imagina: México en Palestina” 


Hace unos días,  platicando con un buen amigo, le comentaba la frustración que me causa la indiferencia que la mayor parte de la gente en México tiene en general hacia lo que sucede en Medio Oriente y en particular, hacia lo que sufre la gente en Palestina. Se nos ocurrió que una forma de generar empatía sería haciendo un ejercicio comparativo en donde se ejemplifique la situación entre Israel y Palestina, tomando como ejemplo a Estados Unidos y México. Tal vez esto nos de un poco más de claridad sobre lo que siente y vive esa gente que tan lejos de nosotros está.

Imagina una guerra hace 66 años en la cual Estados Unidos despoja a México del 78% de su territorio, creando miles de expatriados y refugiados. Imagina que a la gente que se quedó sin nada a la fecha no le sea permitido regresar a su tierra.

Imagina otra guerra 19 años después en la que Estados Unidos inicia una ocupación militar dentro del territorio que le dejaron a México. Una ocupación que hace que, a la fecha, la gente viva como ciudadanos de segunda clase dentro de su propio país, sin los mismos derechos que el ocupante. Imagina la creación de colonias de vivienda para estadounidenses dentro de poblados mexicanos cuya gente es expulsada y que por consecuencia tiene que sobrevivir en campos de refugiados. Imagina que entre la zona donde viven los mexicanos y la zona donde se crean estos asentamientos de estadounidenses existiera un muro de separación que prohíbe a los mexicanos ir a donde antes estaba su casa.

Imagina que en una parte de México donde viven aproximadamente 1.8 millones de personas, Estados Unidos decidiera imponer un bloqueo que impidiera a las personas y bienes salir y entrar libremente, haciendo imposible el desarrollo de una economía sustentable. Imagina a un pescador mexicano que por tratar de llegar a la parte donde puede conseguir mejor pesca acabe su vida por un disparo de la vigilancia del ejército estadounidense. Imagina un gran “campo de concentración”.

Imagina más de 5000 mexicanos en cárceles estadounidenses, incluidos niños, encerrados indefinidamente por cargos tan absurdos como arrojar una piedra y en muchos casos sin cargo alguno. Imagina que tus niños en su camino a la escuela tuvieran que pasar por “puntos de revisión” del ejército estadounidense, soportando todo tipo de abusos.

Imagina una nueva guerra hace unos meses en la que mueren casi 1,500 civiles mexicanos, incluyendo 500 niños. Imagina 1,500 niños huérfanos y más de 100,000 mexicanos sin hogar. Imagina que una vez terminada esta guerra, Estados Unidos decida expropiar ilegalmente 400 nuevas hectáreas de tierras mexicanas en contra de lo establecido en el derecho internacional.

Ahora imagina que al mundo no le importa. Que en el momento en que lo que pasa en tu país ya no es noticia de primera plana la gente deja de interesarse por ti. Imagina que estás solo. A mi me cuesta mucho imaginármelo pero no puedo evitar llorar un poco cada vez que lo hago.

Cristina Gutiérrez Salman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s